21

¿Sabes esa sensación de sentirte tan pequeña como el agujerito de un alfiler?
Si, tan insignificante como una mota de polvo chocando contra una pompa de jabón.
Tan mediocre como una miga de pan aplastada entre los dedos.
¿Lo sabes?

Yo me siento así todos los días. Como ínfima, ridícula y despreciable.
Como si fuese tan fácil odiarme y tan, tan difícil quererme.
Como si nadie fuese capaz de quererme.
Como si viese mi existencia a través de una pecera y pensase: “Madre mía, qué asco sería ser ella”

Pues sí, todo un asco ser yo.

Porque soy imbécil,

confiada y a la vez desconfiada,

idiota

estúpida

tonta

insensata

inocente

ilusa

ingenua

imprudente

irreflexiva

irracional

absurda

ilógica

tonta, tonta, tonta.


Si, no sé, muy fácil odiarme y muy difícil quererme.

En resumen.

14 comentarios:

Angerica dijo...

Sentirse así es una mierda.
Que nos hagan sentir así los demás es peor.
Y si lo hace gente que no se toma la molestia de conocernos es horrible.
Pero ¿qué sentido tiene verse "tan pequeña" cuando las únicas personas que te perciben así no saben quien eres?

Ankara cuánto vales y cómo te admiro!!!

Besinos!!

thatianha dijo...

Todo eso.
Irrepetiblemente tú.

Única e irrepetible.
;)

* Raquel * dijo...

Si lo sé, a veces lo he sentido.
Pero también sé que es cosa de un día. Porque tú, mi querida ankara, eres una chica maravillosa.

Por cierto... Tengo una propuesta para ti en mi blog. Me haría mucha ilusión que la hicieras cuando tuvieras un ratito. Está al final de la última entrada que he publicado, la del Sahara.

Un besote!

Jo Grass dijo...

Pues yo creo que si quitas la parte de la lista que va de tonta a tonta me parece la mar de interesante porque demuestra que estás viva: que sientes, que amas, que te equivocas, que te adelantas, que te sulfuras, que te aventuras...y así hasta cientos.

A mi me parece una joya! idiota el que se la pierda!

Anónimo dijo...

sí, pues yo te quiero.

No te quiero como se ama al amor de tu vida, es cierto, ni como se quiere a tu madre, o a tus propios ojos. No.

Pero te quiero de otra manera.

Como se quiere a las margaritas;
o a los penes quinceañeros graffiteados en paredes, que te recuerdan que eres un niño estúpido porque te ríes al verlos.

te quiero como a los pececitos que se espantan de tocar con el nudillo la pecera; como quiere una abeja a un pistilo borracho. Como un tonto a su piruleta. ¿Me explico?

un beso :)

pd. sí, quién voy a ser

Lia in Strawberry Fields dijo...

me encantaría poder comentar sobre este post, pero como ves, las prisas hacen que todo salga muy cutre, y yo tengo mucha prisa porque he de estudiar! jajaj
muchas gracias por comentar!
un besazo!

Ankara dijo...

Me encanta que me quieras como a un pene, Anónimo!

tú tan explícito como siempre...jajaja


y te digo otra cosa, yo te quiero a tí como a una teta dibujada en un cuaderno...xDDDDD

Lexy dijo...

Eso es hacer magia con las palabras, aunque sean temas tristes la cuestión es la inspiración que te traen^^

Me encanta tu blog, te sigo!!
un beso!

Damatista dijo...

Uis hacía tiempo que no me pasaba por aquí y me encuentro con esto! jeje Yo me sentí un poco así hace poco... pero ya se me está pasando... Un besazo!

Sil dijo...

Uno puede sentirse asi y peor, como dice una cancion de los Redonditos " como no sentirme asi"
pero tambien es bueno quererse un poquito, todos tenemos defectos, odios, amores y errores y somo mucho y nada a la vez, asi son las contradicciones del ser humano el cual casi nunca esta conforme,
un besotes

Marta M.Q. dijo...

Me he parado aquí porque me ha llamado la atención el título del blog. Yo soy pro mariposas, como se desprende de mi blog! Un saludo

Duna Loves dijo...

a veces somos todo eso
y a veces, aún así, nos quieren
como somos :-)

Alexxander dijo...

todos alguna vez nos hemos sentido así...eso seguro!

gracias cielo!!! a ver si cuaja por tu ciudad también la nieve como lo ha hecho por aquí!!

un besazo,

Alexxx

Oski dijo...

Es fácil odiarse, de hecho se acaba de demostrar con este relato.

Cambia imbécil, idiota, estúpida, tonta, insensata, inocente, ilusa, ingenua, imprudente, irreflexiva, irracional, absurda, ilógica por sus antónimos respectivos y aunque sea poquito, empezarás a quererte.

(Al menos en el contexto del relato xD)