Quédate

La rectangular ventana de la puerta emitía una luz mortecina que iluminaba mustiamente una esquina del suelo. La puerta, entreabierta, dejaba escapar sonidos enlatados de ordenador intercalados con sordas carcajadas que retumbaban en la garganta de un espectador ansioso por descubrir algo original entre la monotonía de la programación matinal.

Desde el pasillo, la joven, cabizbaja y nerviosa, echó un rápido vistazo al interior para asegurarse de que no había nadie más y, tras respirar hondo un par de veces, llamó a la puerta, pasando a su interior tras oír un leve “pase” que la invitaba a entrar.

Una vez dentro, sólo el incesante ruido de la lluvia en el tejado los acompañaba. Eso, y la irritante voz del presentador de un programa que prometía a su audiencia un sinfín de experiencias únicas que sólo vivirían si se quedaban pegados al televisor.

Una mano alcanzó el interruptor que apagaba el aparato…

5 comentarios:

Lázaro Suárez dijo...

la mejor entrada para el escutrinio electoral norteamericano

sin duda

te agrego a favoritos, merece la pena leerte

GoddamnNoise dijo...

Aquí está la segunda y prometida visita desde The IT Crowd. Sigue gustándome lo que leo en Battle Against Butterflies aunque no comparto tu manía por esos animalicos ;). Personalmente, echo en falta a Christian Bale y Rusell Crowe en la lista de actores y a Kate Winslet en la de actrices.

Another Lovely Rainy Day of November... dijo...

Ay, vaya si es cierto que merece la pena leerte!!

Anónimo dijo...

En alguna ocasión me has dixo k las series y películas ganan si las ves en versión original;
hoy he decubierto k ocurre lo mismo con los relatos ;).

Totalmente de acuerdo con los comentarios anteriores:
merece la pena leerte!!!

Lau

Oski dijo...

La única forma de vivir experiencias únicas es compartilas con otras personas. Ver la tele no creo que aporte nada especial ni espectacular...

Sin embargo un día lluvioso, buena compañía, una cosa lleva a la otra y ya se sabe...