Pienso que pienso

A veces pienso cosas estúpidas.
Imagino cómo lloraría un roble si pudiera o cómo sonreiría un pez espada. Pienso cómo sería si de repente un día lloviera hacia arriba o si, en lugar de coches, utilizáramos nubes para ir de un lugar a otro, su tubo de escape sólo emitiría gotitas condensadas de agua y su limpiaparabrisas sería una fina cadena de brillantes estrellas.
Pienso cómo sería si los libros se pudiesen leer a sí mismos y llorar sobre sus historias, o reír, o enfadarse, o sonrojarse con ellas. Si pudieran contarnos su opinión sobre sus páginas.
¿Y si la almohada pudiera devolvernos el abrazo cuando la buscamos en la oscuridad de la noche? O si le hiciésemos daño al sofá cuando llegamos cansados y nos tiramos sobre él sin pensarlo…
A veces pienso que el ordenador se cansa de estar encendido, que a la tele le duele la cabeza de aguantar todo ese ruido y que al coche le da catarro cuando pongo el aire acondicionado.
Por no hablar del sofoco que me entra al pensar en el cuello de mi bolígrafo cuando escribo con ímpetu contra un cuaderno. Por no hablar de ese cuaderno…
A veces, hasta pienso si al 2 le molestará no ser nunca el primero, o al 1 estar siempre tan sólo, o al 0 no ser nada a la izquierda en la sociedad.
A veces pienso que pienso demasiado. Y aunque no hay como lo poco siendo bastante, nunca me ha dado por pensar que sea bueno pensar poco…Más bien lo contrario.
Pero muchas veces pienso que en buena hora me pongo a pensar sobre lo que no quiero pensar porque entonces ya no puedo parar y pienso, y duele, y pienso, y duele más, y pienso y no lo soporto ni un poco más.
Y, desgraciadamente, sigo pensando y sigue doliendo porque con el pensar, así como con el comer, es todo empezar.
Y por eso a veces pienso cosas estúpidas, como que mi cerebro se fatiga de pensar siempre en lo mismo. Así que le doy un respiro y entre Tú y Tú divago sobre los abrazos de mi almohada o sobre los sentimientos de lo insensible. Aunque, al fin y al cabo, vuelve a ser Tú.

13 comentarios:

Judit dijo...

me ha encantado :-)
un besito Wapi

Faty dijo...

muy guapo, aunque en cierto parrafo me lié un poco..

Anónimo dijo...

osea que siempre piensas en él y es solo en lo sratos libres entre pensar en él y él que piensas estas cosas????

jajajaja

suele pasar...

EV

Damatista dijo...

muy guapo

Monica dijo...

tus textos me tienen enganchadísima! :)

Monica dijo...

jajaja tranquila no hay presión!
yo me quedo satisfecha sabiendo que escribirás más! ^^

y gracias por el cumplido, espero poder ir mejorando como fotógrafo pero aún me queda mucho!

KI dijo...

Pensar y pensar y no dejar de divagar... Que difícil controlar cuando la mente se deleita sin cesar... Al fin y al cabo, ¿Queremos controlarla o mejor dejarla volar?...

KI dijo...

No me había percatado que estudias psicología. Saludos colega :)
Un beso

lola dijo...

muy lindo lo que escribes...
un abrazo

Ankara dijo...

Muchas gracias Lola!
Me alegra que te guste :)

Espera a la primavera, B... dijo...

Me gusta cuando paseas sin salirte de tí misma, o cuando te sales de la raya (aunque sólo sea un poquito)cuando pintas con lápices de colores el contorno de quien eres.

Me gusta leerte (hace tiempo que entro de puntillas) porque piensas contra las nubes, como esas pizarras Velleda en las que se borra lo escrito porque lo que importa es que le quede a uno la idea. Pero en tí, además, cuando cierro el blog, me quedan en la retina las palabras y ciertas frases que me gustaría me envolviesen como una sábana cuando me deslizo por el día hacia la noche, en esos días en los que todo parece un sueño.

Un beso

saskia dijo...

Gran actualización. Está bien pensar pues peor sería no pensar. Imagínate lo aburrido que sería.

Víctor Holborn dijo...

Pensar mucho es malo. Amén.