1.244.952

¡Eh, tú! Te lo digo una vez y no lo repetiré: Que sea la última vez que te cuelas en mis sueños, descolocando mi delicado orden con tus ojos y tus palabras. Que no se repita. Que no vuelva a sentir tus brazos sobre mi cintura como si fuese verdad, tu respiración en mi cuello estremeciéndome la piel. ¡Que no y que no!

Que me llevaste al límite y no quiero volver a estar de puntillas en el abismo de tu vida.

Seiscientos veintisiete besos al día no fueron suficientes para que te quedases a mi lado. Era lo que me faltaba, que vengas ahora a acomodarte en mi almohada.

Cuatrocientas ochenta y nueve caricias por cada noche a tu lado no me sirvieron más que para desgastarme las manos al roce con tu espalda. Déjame ahora tranquila, curándome las heridas.

Porque ochocientos quince tequieros susurrados al oído se ahogaron, y perdieron el sentido apenas encontraron la salida entre mis labios. Y, para qué negarlo, hablar en sueños nunca ha sido lo mío.

Y mis favoritos; todos los abrazos inesperados que te dí. De esos he perdido la cuenta, pero seguro que son más de cien, de diez mil y seguramente más de un millón doscientos cuarenta y cuatro mil novecientos cincuenta y dos. Sorprendiéndote por la espalda, abalanzándome contra ti a la mínima, apretando mis mofletes contra tu hombro derecho y empujándote con fuerza como queriendo ser parte tuya. Sí, todos esos abrazos que no me sirvieron para nada, sólo para alejarte más y más. Y no es mi plan precisamente caer de la cama en un último abrazo inesperado. Que no te lo mereces.

Pues eso, que sea la última vez que te cuelas en mi inconsciente, maldito desvergonzado, que no tengo ganas de seguir aguantándote. No, ni en sueños.

13 comentarios:

Raquel dijo...

maldito subconsciente, malditas sensaciones contradictorias

Alba Carrió dijo...

Creo que nuestro subconsciente es más consciente que otra cosa. Y frecuentemente duele, hasta en sueños.

Precioso texto ;)

Vane_19_26 dijo...

Precioso texto.
Lo sueños sólo traen al frente aquello que guardamos en nuestra memoria, por mucho que queramos encerrarlo bajo llave y que no vuelva, ellos son capaces de rebuscar en lo más profundo y devolvérnoslo de forma, a veces, tan vívida, que causa más dolor que un simple recuerdo.
Besos

Aprilis dijo...

Que rabia da cuando en sueños, aparece alguien que no quieres ver jamás!!

Pensé que al final ibas a decir un numero "redondo" cuando contaste los abrazos inesperados... pero al final, un numero "no-redondo" apareció para cumplir tu bonita manía ! ;-)

Grande Ana[kara] ^_^!

~.Amatista dijo...

Me enamoré profundamente. Maldita sea!

DANYGIRL dijo...

Pero que atrevimiento es ese!!! Si no lo quieres en tus sueños que se vaya..hombre ya!

CAOS dijo...

PERFECTA manera de decir las cosas...

me encantó.

Lo del turquesa es curioso, porque siempre voy de negro, pero cuando deshice la maleta en El Cairo, me di cuenta de que casi toda la ropa que llevaba era de ese color. Y lo de la marihuana de la vecina, si, me asomaba a la ventana y tenía seis hermosas plantas, seis, de las que subía un olorcillo hasta mi casa que...bufff.

besos

besos

Thatianha dijo...

Elegante forma de decirle a alguien que te ha hecho daño que se largue de tu vida.

Me ha gustado mucho!

Feliz viernes!!

Espera a la primavera, B... dijo...

Es lo que tienen los sueños, que no nos pertenecen del todo

E.V. dijo...

Como no podia ser de otra manera me dejas sin palabras...
así que aqui te dejo un silecio igual de grande que el cariño que te tengo
















.

Topanga dijo...

A los primeros 627 besos detuve mi lectura. Te doy un consejo: trata de elaborar textos menos pastelosos y simplones, que ya tienes una edad.
Un saludo.

Raquel dijo...

La gente suelta palabras tan a la ligera, querida Luna.
Tú ni caso, que ya tienes una edad.

Oski dijo...

Vaya, vaya, ¿así que la mujer de hierro ha permitido que se le cuelen en la mente?

Estoy convencido de que hasta en esos casos consigues desalojar al individuo, a no ser claro, que no desees que se vaya...y todo apunta a que no lo deseas...

Ains. Un abrazooo