Nunca me han gustado los números exactos.

La alarma de mi móvil siempre suena a horas como las 7.14, las 10.23 o las 21.57 (sí, duermo la siesta a las horas más insospechadas). Para mí, no te he dicho las cosas “mil veces”, no. Siempre “te lo he dicho cincuenta y dos mil quinientas veinte veces” (número que me gusta dicho, pero no escrito, dicho sea de paso). Es una manía. Me molestan los números tan redondos. No me gustó tener 20 años, era un número demasiado perfecto. Afortunadamente, cuando tenía 10 aún no tenía estas neuras. Tenía otras.

El caso es que me acerco peligrosamente a un número muy odioso. Y aquí, a las puertas de la entrada número 100, he decidido pararme en la 98. Porque la gente celebra los números bonitos, con muchos ceros, pero yo no, yo esos sólo quiero que pasen muy rápido.

Realmente, el 98 tampoco es un número tan importante como para celebrarlo muy a lo grande, pero me apetece. Porque sí, porque tengo mis neuras y punto. Porque esto del blog no deja de fascinarme y, sin enterarme muy bien cómo, se me han resbalado entre los dedos lo que en septiembre serán dos años aquí y bueno, he querido pararme a hablar un rato.

Sobra decir que doy las gracias a todo aquel que en algún momento ha pasado por aquí y ha dedicado aunque sean dos minutos a leerme. Y aunque eso de los seguidores es algo absurdo (al final la gente acaba utilizándolo como un concurso de popularidad), bueno, pues que gracias a los que consideran mi blog digno de seguir, por las razones que sean.
Pero hay unos cuantos que se han ganado unas gracias especiales, un huequito personalizado en los favoritos de mi explorador.

En parte, por
Noviembre me dio por crear este blog. Así que, podríamos concluir, y concluiremos, que ella tiene un poquito que ver en que yo esté hoy aquí. Otros factores influyeron, obviamente, pero bueno, su mérito tiene la muchacha. No sólo por animarme a crearlo, si no por animarme una vez echada al ruedo y por animarme a escribir, costumbre ésta con la que he tenido mis más y mis menos.

Cuando empecé, los seguidores no eran para mí un concurso de popularidad. Eran mis amigos dándole al botoncito de hacerse seguidor porque…bueno, yo qué sé por qué, porque era una pesada, supongo.
Lázaro Suárez fue mi primer seguidor desconocido. Flipantemente increíble me resultó que Lázaro Suárez, ni más ni menos, (Lázaro Suárez eh?) le diese a ese botoncito. A ver, que mola que flipas. Descargad su libro y decidme si miento. No me extenderé más hablando de él porque, como ya dije en alguna ocasión, decir más sería blasfemar.

Llegaron después
Oski y Raquel. Primeras personitas con las que llegué a entablar relación más allá del blog. Oski me inundó el disco duro de cantautores españoles que se escondían entre las alas de un búho real. Y Raquel…bueno, Raquel me descubrió las maravillas que se esconden tras su réflex y, con sus uñas gemelas a las mías, fue la primera persona con la que escribí algo a medias.

Por ese entonces, descubrí al que ahora es mi pequeño socio,
Aprilis. Con él comparto el amor por el té, la buena música y la profesión (y tal vez también una tendencia a enviar dedos mutilados por correo). Nunca he visto tanta música maravillosa reunida en un solo blog, sólo por eso ya se merece un gracias a lo grande.

También entonces descubrí a
Yopopolin. Yopo es un cabrito. Desde el primer día que lo leí se instaló en mis favoritos y es de esos blogs que corro a leer cuando actualiza. Porque siempre es divertido e interesante. Aunque hable de sus gafas nuevas o de grandes tetas. Da igual, lo torna todo de lo más interesante. Y digo que es un cabrito porque es el único que me hace hablar por los codos como si no hubiese mañana en su blog.

Y por último, está
Pescador. Pescador es un muchacho que siempre consigue hacerme sentir como si fuese una escritora de verdad con grandes novelas escritas a mi espalda. A día de hoy creo que es él el único que logra ese efecto :)

Y bueno, hoy, a dos entradas de las 100, me apeteció dar las gracias a todo aquel que me lee o leyó en algún momento. Porque, como dicen las abuelas, es de bien nacidos ser agradecidos. Y tanto más si se han leído este excursus que nos ocupa.

Y con esto, se cierra el telón. Nos volveremos a encontrar cuando un conspicuo número llame mi atención en el recuento de entradas.

23 comentarios:

Noviembre dijo...

Uno. Uno es un número impar, el primero, o el segundo, en realidad dicen que no se ponen de acuerdo los entendidos. Uno solo no es nada, pero no hay nada sin uno solo que eche a andar, o a reír, o a llorar. A uno le pueden seguir y ser dos, le pueden olvidar y volver a ser uno de nuevo.

Uno no se puede abrazar a uno mismo, pero uno no es nada sin otro uno que lo abrace.

¡98 abracitos pequeña (y de los merecidos)!

Franelo dijo...

Te dejo un comentario de agradecimiento por esta original entrada número 98.

(Creo que son las 7:49 de la mañana, buena hora para meterse en la ducha y empezar el día).

Franelo dijo...

Te dejo un comentario de agradecimiento por esta original entrada número 98.

(Creo que son las 7:49 de la mañana, buena hora para meterse en la ducha y empezar el día).

DANYGIRL dijo...

Pues eso...hasta el próximo número que te llame la atención!

Luna Méndez dijo...

NO entiendo nada, pero me han desaparecido los comentarios en esta entrada...

Al menos al correo me han llegado. creo.

Caca.

Clementine dijo...

Gracias a todos ellos por hacerte que estés por aquí y que esribas asi de bien

:)

Carlos dijo...

Pues ya si eso espero a la entrada 100... que a mí sí me gustan los números exactos ;P.

Dices que "98 tampoco es un número tan importante como para celebrarlo muy a lo grande"... depende... de si son "a granel", en cuyo caso no, francamente... o de si son 1+1+1+1... lecturas geniales, en cuyo caso, son muchos buenos ratos. Así que muchas gracias a ti (y a Noviembre ;) ) por hacerlos posibles. Espero que sigas con ganas de llegar a las 1.000... mierda, no... a las 999 xDDD

Y bueno, yo no estoy entre tus seguidores oficiales (de esos de "al margen"), pero sí entre los oficiosos. Y dos minutos dice ¬¬... al menos empleo 2 minutos 13 décimas y 47 centésimas en leerte, Doña Números Inexactos xDDD..

PD: 98 son los intentos que llevo de explotarte el globo de chicle en la cara ;P... No desisto... xDDD

Thatianha dijo...

Yo tengo un truco para eliminar cosas que no me gustan. Por ejemplo me paso meses esperando a que llegue una determinada fecha, ese día sucede, y al día siguiente ya se acabó para siempre. Odio que pase, pero siempre ocurre. Así que tuve que tomar cartas en el asunto, y decidí parar el tiempo justo en el instante deseado: si ayer me ocurrió algo memorable, hoy es 5 de julio(+1), y prolongo la sensación un poco más.

Si no te gusta el 100, cuenta 98+2, y luego pasa directamente al 101.

Curiosa actualización.
Un placer pasar por aquí, como siempre.

Franelo dijo...

Y ¿por qué se ha publicado dos veces mi comentario?

mmmmmmmmm mosqueante

Luna Méndez dijo...

Carlos!!!!!
¿Sabes? estube a punto de mencionarte a tí también, pero hasta que no tengas un blog, no me da la gana. A ver si así te convenzo :)

Mientras sigas intentando explotar la pompa de chicle con ese salero tuyo...yo encantada de limpiarmelo luego :P
Y ya que hablamos de chicles y de limpiar...el otro día en el Mcdonalds alguien dejó su chicle en la butaca. Sí, muy maja la gente.
Y adivina quién se sentó ahí después...Sin mirar antes.

xD

Luna Méndez dijo...

estuve, estuve, estuve.

Glups.

featherbrain dijo...

Ha sido una entretenida entrada de agradecimiento, es increíble que siempre sepas como escribir lo que necesitas decir :)
Un beso, y gracias a ti, mejor dicho!

Raquel dijo...

Por motivos que ya conoces llegué tarde a esta entrada. Y no veas como me gustó, primero, comprobar que no solo tenemos uñas gemelas, sino manías similares.
Y yo que pensaba que era la única persona en el mundo que ponía la alarma del móvil a las 18:27 para despertar de la siesta...

Ankara, anakarina, luna, lunera, cascabelera. Querida persona que dejó de ser letras de placentera lectura para convertirse también en un apoyo, en una confidente. Gracias a ti.
Por hacerme un huequito en esta familia blogueril. Por enriquecerme con esas fantasías literarias tuyas. Por dedicarme tu interés. Por animarme en muchos días grises. Por estar ahí.

Que me pongo sensiblona. Feliz 98.

Aprilis dijo...

Jeje ! Celebrar la entrada nº 98 !! Qué grande Luniya Turka ! Esos son los detalles que hacen especial a este gran blog !! La verdad es que yo también llevo poco tiempo en el mundo blogger, pero siempre me alegro de haber caido en un grupo tan molon con gente como tu [ y tu visitantes :-p ]! Si es que, es todo un placer compartir tés, musica y dedos ensangrentados !! :D


Un Abrazo Enorme ! Y di que sí! Arriba tus neuras y abajo los numeros exactos ! xD

Tropiezos y trapecios dijo...

Aunque ando perdido entre la arena, la brisa, los guiris y demás menesteres que se ocultan en Mallorca me he escapado un segundín para leerte.

A mi tampoco me gustan los números exactos y 98 es una muy buena cifra para hacer repaso y celebrar que has llegado hasta aquí.

Inundar el disco duro a la gente, ya sea con fotos, canciones o archivos de excel con diversas anotaciones es algo que se me da realmente bien. Un placer y un honor que te hayas acordado de mi en esta pequeña celebración.

Que cumplas muchos más.

Un abrazorrrl a las 22:27

Oski dijo...

Huelga decir que el anterior comentario era mío xDDD. Me confundí de cuenta. Cosas que pasan.

Yopopolin dijo...

acabo de leer tu coment n mi blog, y aunq con dificultad (n un mvl no es lo mism) no me he resistido a venir!

q grand eres! jaja. sabes q yo siempre digo el mism num para lo de las veces? en eso somos iguales. siempre digo: veintiochomil quinientas doce veces! 28512! siempre! otra mania... jaja
aunk tb m gustan los numeros redondos. Pronto dare muestra d ello... xD

y q encantadisimo d celebrar contigo, una vez mas!

muak!

Ichi Cryptorchid dijo...

Solo puedo decir... WOW

VampireConfessions. dijo...

Enhorabuena por tener este blog tanto tiempo, y en funcionamiento!!

VampireConfessions. dijo...

Enhorabuena por tener este blog tanto tiempo, y en funcionamiento!!

X dijo...

Pues yo soy tó típico para eso, como tu querido Yopopolín, y celebro las 100, las 200, las 300, y dentro de un rato largo los tres años. Al fin y al cabo, jugando al fútbol con un cronómetro el 98 también es un número celebrable. :D

X dijo...

Bueno, y felicidades por estas -2+100 entradas, claro. :D

Judit dijo...

me engancha mas leerte..!!!un besin cielo!y enhorabuena por tus..98..!!!!