Házme feliz

Que me aspen si no han llegado mis ojos a apreciar bien lo que veían.
Que se lleve mi alma consigo una bruja endiablada si me alcanza la razón equivocada.
Que me sea negado todo lo bueno que el sino me reserva si mis conjeturas se demuestran erróneas. Que la locura me arrastre entre sus garras y la desgracia se adueñe de mi estirpe. Que la infelicidad se aloje entre los pliegues de mi ropa.

Pero no, creo que, por una vez, mi perezoso instinto ha hecho bien el trabajo que le ha sido encomendado.
Por una vez, parece ser que no se equivoca mi corazón al haber vislumbrado un ápice de amor en los oscuros y fríos ojos del apuesto caballero que me ha privado de mi adorado sueño y de mi valorada cordura durante los últimos meses y que no se halla en otro lugar ahora mismo que frente a mí, penetrando con su mirada hasta el fondo de mi alma y expectante de unas palabras que aún no logran salir de mi boca.

Me aborreceré si mis suposiciones resultan ser erróneas, y aunque quisiera también hacerle a él objeto de mi desprecio, tengo la desgraciada certeza de que nunca lo conseguiría, pues no puede despertar en mi interior sentimientos distintos del amor, el respeto y la pasión.

Apenas queda ya tiempo, el alba asoma y debo reunir las fuerzas para hacer manifiestos mis sentimientos. El pavor al rechazo me ha mantenido callada durante demasiado tiempo y me aventuraría a pensar que ni mi ser ni mi alma podrían soportar seguir así durante más tiempo, mucho menos para siempre.

Calla, pues, cabeza mía, y déjame hablar, la aurora ya nos ilumina y, tal vez, cuando el día despunte mañana nos regocijemos en felicidad y amor. ¿Cómo podría estar equivocada?

11 comentarios:

plinnn... dijo...

Espero que te haga feliz:))) un besoteeee

JAHR.- dijo...

Justo estaba cerrando ya el escritorio de Blogger cuando vi que habías escrito algo. Sencillamente precioso. Me alegra haberlo leído antes de irme a dormir. =)

Espia Rusa dijo...

Ojalá no te equivoques, porque con estas cosas, por desgracia nunca se sabe.

Siento mi alarmante pesimismo, pero lo digo por propia experiencia actual.

DANYGIRL dijo...

Mientras consiga hacerte feliz... puedes equivocarte!

Aprilis dijo...

Ay, como mola cuando te pones en plan barroca sentimentaloide... llenas de emociones tus relatos pequeña luna Turka ! ;-)

PD: aunque este comentario no lo haga doblemente, quiero que sepas que tiene igual o más efusividad que mi "comentario doble" de la anterior entrada xD

Carlos dijo...

Pues ojalá que no lo estés... equivocada digo... o le haremos rendir cuentas a tu perezoso instinto para que se ponga las pilas y se gane el sueldo.

Y que no me entere yo de que no te hace feliz... o tu perezoso instinto no será el único que "rinda cuentas" ¬¬.

(Me alegro de que, gracias a la foto del post anterior o a otros motivos que se me escapan, la vena romanticona siga aflorando. Da unos textos preciosos como resultado ;) )

Violet dijo...

Un texto precioso, tan solo espero que no te equivoques :)
Un beso bien grande!

Luna Méndez dijo...

Carlillos!

La vena romanticona esta vez me ha venido por estar leyendo Jane Eyre. Es imposible leer ese tipo de literatura y que no se te revuelva tu yo del s.XIX dando lugar a cosas barrocas como esta (como dice Aprilis) :)

La foto anterior me tocó la fibra sensible pero no por lo ultrabonita que es, sino porque en octubre me voy a Alemania, así que todo lo que tenga que ver con aquellos mundos me genera un estado interior dificilmente repetible :D

Yopopolin dijo...

romantic soul, si señora!!! que potito!

P.D: oye, que ya estoy aqui, y cuando querais os envio la entrada para Batallas, dime cuando la vais a publicar y la mando! Ya sabes donde estoy, blog, mail o lo que quieras...

muaks!

Carlos dijo...

¡Pobrecita Alemania! Está tan tranquila y confiada pasando el verano sin saber la que se le viene encima... xDDD

Es broma ^^. Sabía que te ibas por ahí, pero no a donde. Alemania tiene que ser fascinante para conocer todos sus rincones. Además está rodeada de países que te quedarán a tiro de piedra y que son de obligada visita. Vamos, que no sé el motivo de que estés tan contenta y que apenas me das envidia ¬¬.

Pues nada, ahora ya sé que me cae muy bien tu yo desde el s.XIX hasta el s.XXI, a no ser que en el s.XX te echaras a perder xDDD.

Oski dijo...

Nunca se sabe cuando uno se equivoca...

A veces es necesario saltar a la piscina. Aunque nos demos contra el cemento...

Total, eso de saltar a la piscina es sólo una metáfora.

Abrazooos